Aún no…

2 07 2012

Todavía no soy capaz de volver… He estado a punto de borrar el blog y su contenido, pero finalmente no he sido capaz…

Hay mucho de mí en estos posts, no puedo simplemente eliminarlo…

Insisto, espero volver… Aún sin fecha xD





Prometo volver

23 10 2011

Prometo volver… aún no he pillado bien la cerradura del armario… necesito abrirlo antes de seguir… sois mis neuronas, sé que me entendéis…

¡Hasta Pronto!





¿Qué está pasando en Sol?

5 06 2011

Texto leído en la Asamblea General de la Acampada Sol del viernes 4 de junio, escrito por individualidades. El texto fue leído durante toda la tarde en vagones del Metro de Madrid, acción que os invitamos a realizar a todas (que además es normalmente recompensado con sonoros aplausos). También os animamos a imprimirlo en formato cartel para vuestros barrios, o a difundirlo por internet tanto como querais (adjunto va en formato pdf: http://madrid.tomalaplaza.net/files/2011/06/QUE-ESTÁ-PASANDO-EN-SOL1.pdf):

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN SOL?

YA NO SOMOS PORTADA.  Hace una semana nos queríais por lo que os contaban los medios de comunicación y, ahora, nos criticáis por lo que os cuentan esos mismos medios. Los problemas sociales que ahora utilizan para deslegitimarnos, son los mismos que ya existían la primera semana de acampada, los mismos que ya existían antes de que llegásemos  a Sol, los mismos por los que estamos aquí luchando.

NOS PEDÍS SOLUCIONES. La solución que damos ante estos problemas también sigue siendo la misma que cuando llegamos: la participación inclusiva de todas las personas en la construcción del cambio que queremos.

TODAS LAS PERSONAS: El ama de casa cuyo trabajo no se reconoce legalmente. La persona sobre la que se ejerce violencia por vivir libremente su sexualidad. El autónomo que ha sido desahuciado y debe seguir pagando la hipoteca. La migrante a la que le piden papeles para tener trabajo y trabajo para tener papeles. El estudiante cuyo único futuro es una beca que nunca le permitirá emanciparse. Aquella persona a la cual el sistema enferma ocultando su existencia y condenando su visibilidad. La parada que no puede acceder a una vivienda. El trabajador que debe hacer horas extras no remuneradas por miedo a perder su empleo…

EL MIEDO. Todas aquellas personas que por miedo no somos libres, todas distintas pero todas con el mismo miedo. En Sol hemos sustituido el miedo mutuo por el apoyo mutuo. Hemos unificado nuestras luchas para combatir el miedo que nos impone el sistema. Pero esto requiere tiempo.

EL TIEMPO. Habíamos interiorizado sus prisas, sus ritmos, su velocidad. BASTA. Vamos despacio porque vamos lejos. Vamos despacio porque queremos ir todas juntas. Vamos despacio porque queremos hacerlo bien. Vamos despacio porque el camino es igual de importante que el resultado.

ENTONCES, ¿QUÉ ES LO QUE HA CAMBIADO?

QUE HEMOS CRECIDO,  QUE ESTAMOS EN TODOS LOS BARRIOS Y MUNICIPIOS DE MADRID, EN MILES DE CIUDADES DEL MUNDO, QUE ESTAMOS AÚN MÁS INDIGNADAS Y MÁS UNIDAS, QUE SUS  MENTIRAS NO NOS CIEGAN, QUE SU MANIPULACIÓN NO NOS FRENA, QUE SU VIOLENCIA NOS HA HECHO MÁS FUERTES, QUE, AHORA MÁS QUE NUNCA, NO NOS REPRESENTAN. QUE  YA NO SOMOS PORTADA PERO POR FIN ESTAMOS ESCRIBIENDO LA PRIMERA PÁGINA DE NUESTRAS PROPIAS VIDAS.

APAGA LA TELE, CIERRA EL PERIÓDICO Y COMIENZA A ESCRIBIR TU PROPIA HISTORIA, QUE ES LA DE TODAS.

Con cariño: Quienes escribieron el texto, quienes estén de acuerdo y quienes lo difundan.





¡Democracia YA!

16 05 2011





Por la difusión de una injusticia

3 05 2011

Hace ya 5 años que nueve valientes que, simplemente, hicieron uso de su derecho a protestar por la injusticia social que este país lleva mucho tiempo viviendo y experimentando en un tema tan arduo y manejado como es la vivienda; fueron detenidos en las “sentadas por una vivienda digna” acontecidas en el año 2006. Tras ese tiempo, no sin ello sufrir vejaciones por parte de las autoridades del Estado, esas que suponemos deben velar por nuestra seguridad, que no impedir nuestra existencia; el juzgado de lo penal ha puesto fecha para su juicio, en octubre de 2011, donde reclaman años de cárcel para estos detenidos.

Todos sabemos lo que es la vivienda, lo que es tener un techo. Muchos tenemos la suerte de tenerlo, de una manera u otra, en diferentes circunstancias. Y muchos tenemos la suerte, de nuevo, de haber tenido ese techo siempre. Pero hay muchas personas que no lo tienen, y que les cuesta mucho tenerlo, a la vez que existen, ¿cuántas? ¿2, 3 millones de casas vacías en España? ¿Tiene esto algún sentido? ¿Cómo es posible que un derecho constitucional, como es la vivienda, sea en la actualidad un absoluto lujo?

Pues estas personas que van a ser juzgadas, lo único que hicieron fue recordarnos a todos, una y otra vez, que esto está pasando, que el negocio de la vivienda es una vergüenza, y todos nos quedamos tan tranquilos mientras se cometen injusticias, como la que estos nueve detenidos pueden padecer en unos meses.

Yo soy uno de esos que no saben, o no quieren saber, por comodidad, por egoismo, o por miedo. No sé si dejaré de serlo, pero alguna que otra neurona ha realizado una sentada neuronal particular en mi cerebro, y este post es la primera exigencia reclamada: al menos, enterarme y estar al día de lo que pasa con el derecho real a la vivienda, el acceso a la misma; con las organizaciones sin ánimo de lucro que luchan y gastan mucha energía en denunciar esto, pudiendo incluso terminar en la cárcel simplemente porque “molestan al orden público”… ¡Es Vergonzoso!

Por todo ello, dejo la web creada por y para colaborar y solidarizarse con estos detenidos que no hicieron nada más que ser personas conscientes de problemas reales que nos afectan a todos y cada uno de los que formamos esta sociedad acomodada, no sé si por mucho tiempo más… Ruego y pido, en primera persona, la mayor difusión a todas las personas que lean este post, pinchen en el enlace de la web, y colaboren, al menos, en la divulgación de este caso tan grave de injusticia social.

Detenidos Por Una Vivienda






Autolección

30 03 2011

Tengo la necesidad de escribir, y la desfachatez de hacerlo en mi cerebro, justo uno de esos días en que debería cerrar la boca, amarrarme las manos y cerrar los ojos. Quiero quejarme de una vida acomodada, a pesar de la crisis y de las injusticias del mundo en el que vivo, pero que no vivo porque soy un maldito afortunado, aunque me cueste ver el brillo del sol los últimos días. No soporto el vacío, porque puedo nombrar los pensamientos como rayadas, las preocupaciones como problemas; pero, en realidad, la verdad es que no hay nada. ¡Mentira! Sí que hay, pero nada es nombrable… sin caer en la caída de la máscara.

Ser valiente es complicado, en un mundo de comunicación, de interacción social tan fuerte, tan intensa, tan adictiva. Acomodarse a un disfraz, a una piel que no es tu piel; a una actitud que se aleja de tu naturaleza; es peligrosamente fácil, y se puede vivir así siempre, hasta que la mayor parte del tiempo te creas a pies juntillas que toda esa “performance” eres tú.

Pero no es así, lo sabes. Aprenderás innumerables lecciones en la vida, de los que te vayas encontrando, se queden en tu tren o cambien de trayecto. Te chocarás con verdades pesadas, con mentiras insoportables, con sorpresas inesperadas, gratificantes o decepcionantes. Pero siempre lo sabrás; nunca te conocerás, nunca del todo, porque el centro es la actuación, y así debe seguir siendo… “the show must go on!”

Y lo más desternillante de todo: creer que todo este papelón vital sirve de escondite, de protección frente a no sé qué, o quién. La policía no es tonta. Te presentes como te presentes, hay gente que ayuda a poner en marcha tu tren; y otros que sacan abono ilimitado, y no se van a ir. Crees que un día se irán, que abandonarán los vagones de tu camino, para liberarse de la carga que es conocerte, saber quién eres en realidad. Pero no lo van a hacer. No, cada vez encuentras más afinidades, más “feeling” con más personajes, o personas. Y no puedes hacer nada, esa es la gracia de la vida. Y a la vez, es el sentido de la misma. El resto del reparto te colocarán en la posición concreta, y así modificarán la siguiente escena, sin que nada puedas hacer…

Cada vez controlas peor el guión, y así seguirá en progresión hacia el caos. Porque la vida es una película, pero sin director; porque te creías el autor de tu obra, pero nada más lejos… La vida va siendo lo que es, y no hay energía nuclear en el mundo que pueda gobernar las sucesiones de acontecimientos, de circunstancias y de emociones que deparan tu destino no escrito.

Nadie firmará tu existencia. Así que déjate de disfraces, de actitudes erróneas; en definitiva, de perder el tiempo. Y sobre todo, y ante todo, no vuelvas a decirle a alguien que quieres, que te preocupa, y que añoras; que viva el momento, que se lo debe; cuando eres incapaz de hacerlo tú mismo.

Aprende la lección de una vez, que el tiempo va en una sola dirección y sentido; y sigues empeñado en perderlo…





Antes de cumplir años…

23 02 2011

Hay momentos en los que crees que todo se detiene, que el mundo deja de girar y sólo existe eso que estás viviendo, que estás sintiendo. Pero, en realidad, es todo un engaño mental que uno se permite de vez en cuando para fijar en la memoria emocional esos instantes vitales, más o menos maravillosos, más o menos únicos. El tiempo nunca se detiene, siempre acecha detrás, alertándote constantemente de que sigue adelante, de que nunca recuperarás cada segundo que vivas. Así, el propio curso del tiempo podría verse, en sí, como una lección, o la lección fundamental de la vida: vive, ahora, en este instante, mientras lees estas palabras, mientras piensas en esta idea… ¡Vive! El tiempo nunca te va a esperar, así que aprovecha el que tienes, el que define tu existencia en tu mente, en las de los que te rodean…

Pues uno de esos momentos en los que tiendo a creer que el tiempo se para es, valga la redundancia, justo cuando voy a cumplir años… como hoy, que estoy a unas horas de una edad peligrosamente cercana a la treintena… ¡Vaya! “Ahora imagino mejor lo que debió sentir Scottie en las escaleras de aquel campanario…” Lo curioso es que no me siento especialmente viejo, y realmente no lo soy, aunque ciertos barbudos se empeñen en convencerme de ello; pero sí que voy notando, por momentos, el peso de la madurez “in crescendo”. Las cosas que me ocurren, los sentimientos hacia los demás, la añoranza del hogar familiar, las vivo cada vez con mayor intensidad, valorando lo que tengo, lo que podría tener, y lo que echo de menos tener.

Puede que toda esta reflexión suene a una tendencia imparable a la conversión en adulto, pero insisto, el tiempo continúa, y sobre todo moldea mucho y de manera muy definitiva; nos demos cuenta o no. Mis pensamientos, mis ideas sobre la edad que me toca, sobre los pasos hacia delante, tiran ahora por estos lares. Y no hay que sentir tensión ni agobio por admitirlo; la tensión hay que vivirla desde fuera, “como cuando sigues cada fondu, cada jeté, pas, de esa enorme Natalie Portman y su visceral y enfermiza búsqueda de su particular cisne negro…”

En definitiva, en breve alcanzaré los 27, y el mobiliario mental no parece necesitar mucha reforma. Puede que me sienta más adulto, pero la intensidad de lo que estoy viviendo; las ganas con las que realizo cada acción en el otro, y sobre mí los demás; el conocimiento del cariño y del esfuerzo social que percibo y concedo; hacen que cumplir años valga mucho más que la pena.

La vida no es perfecta, pero el mero intento por definirla, por conocerla; es razón suficiente para agarrarse a ella, y vivir cada uno de los segundos concedidos por la existencia. Quiero cumplir mis 27 mañana, y mis 28 en 366 días, y todos los demás que haya de cumplir. Quiero saber qué se esconde detrás de las horas por llegar, de la mano de los que me soportan porque me quieren; que tolero porque adoro.

Una nueva vida verá la luz del día mucho antes de alcanzar mis 28; una pequeña vida que transformará la mía para siempre. Esa nueva personita (o personito) no sabe aún lo que es el tiempo, aunque contemos las semanas que lleva existiendo. Pero habremos de enseñárselo, y qué placer, qué responsabilidad; qué honor poder acercar el valor de las horas a quien, sin aún haber visto el mundo, ya se ha adueñado de mi corazón…

…justo antes de publicar, recibo una felicitación de la luz de la luna… mis ojos se empañan, pero insisto en escribir y agradecer a la vida palabras tan hermosas, a pesar de las injusticias que a veces esa luz lunar tiene que soportar de otros haces y rayos malignos… Creo que cumplir años es maravilloso; ahora sí estoy convencido xD