Los preciados calvitos dorados

7 03 2010

Dentro de unas horas, la famosa Academia de Hollywood entregará sus galardones anuales: los Oscars. Como siempre, no podré ver la gala, además de por no tener el Plus, por tener que levantarme mañana por la mañana, como cada trabajador medio que se precie.

Lo que sí me apetece, como hice en pasadas ocasiones, es tirarme a la piscina y exponer mi propia apuesta por la resolución de esta madrugada. Para ambientarme, llevo como unos diez minutos escuchando, y disfrutando, de una banda sonora ganadora de un Oscar: Atonement, compuesta por Dario Marianelli. Por tanto, creo que estoy listo…

De hecho, y para que quede más oficial, rellenaré la quiniela de la web AwardsDaily.com a la vez que voy escribiendo y razonando mis apuestas. De esta forma, todo quedará más “friki-Oscars”, ¿verdad?

Comenzaré por las categorías más importantes, ya que son las de apuesta más razonable; ya veréis que mis razonamientos en categorías como Corto Documental o Efectos de Sonido distan mucho de ser consistentes.

La Mejor Película para la Academia creo con sinceridad que va a ser The Hurt Locker (En Tierra Hostil). Es muy difícil para mí compararla con la otra gran favorita, Avatar, ya que son películas en extremo diferentes. Pero The Hurt Locker, además de que personalmente la disfruté muchísimo más, es algo más que un entretenimiento bien hecho, que sería mi forma de calificar Avatar; es una película moderna, innovadora, con una factura técnica prácticamente perfecta, un guión bien estructurado, profundo y ejecutado de manera brillante… Avatar es el resultado de una tecnología visual muy avanzada, muy bella visualmente, pero siento decir que muy pobre como historia narrativa “new age”.

El resto de películas nominadas en la categoría madre, que por primera vez suman hasta diez las candidatas, son todas buenas películas, pero ninguna de ellas parece tener un lugar de favoritismo comparable a las dos anteriores; ni siquiera Inglorious Basterds, aclamada nueva obra de Tarantino que aún no he visto, pero que veré en cuanto sea posible.

El Mejor Actor de este año espero que sea Jeff Bridges, siendo favorito no sólo por su, por lo visto, papelazo en Crazy Heart, sino porque es un actor maravilloso, de carrera larga y fructífera, que merece el reconocimiento de la Academia a la voz de ya. Según muchos críticos, Colin Firth realiza un trabajo maravilloso en A Single Man, pero yo sigo apostando por Mr. Bridges de todas formas.

El Oscar a la Mejor Actriz me tiene un poco alterado, ya que parece que una de las actrices que peores papeles ha escogido en los últimos años, Sandra Bullock, es la favorita para ganarlo. No he visto la película por la cual está nominada, pero soy reticente a apostar por ella, por lo que me decanto por una joven promesa que ha sorprendido a la crítica internacional: Carey Mulligan, por su papel en An Education (ganadora del BAFTA de este año).

Mis apuestas en los papeles secundarios no tienen mucho mérito, ya que Christoph Waltz y Mo’Nique han ganado todo lo ganable, y sería casi para suicidarse que unos favoritos tan claros no se llevasen el premio.

La categoría de Mejor Dirección puede hacer historia esta madrugada, ya que la directora de The Hurt Locker, Kathryn Bigelow, es la clara favorita para convertirse en la primera directora de cine en ganar un Oscar a la Mejor Dirección del añó. Si así ocurriese, estaría más que merecido, ya que si en algo es excelente esta película es en la dirección. Esa es mi apuesta, pero no creo que esté tan claro, ya que los cinco directores nominados (Tarantino, Cameron, Daniels y Reitman) han realizado trabajos muy buenos este año.

En cuanto a los guiones, considero el libreto de Up in the Air como futuro ganador en el Mejor Guión Adaptado; y, sin haberla visto, huelo como Mejor Guión Original a Tarantino y su Inglorious Basterds. Son apuestas un tanto débiles, ya que parece haber otros favoritos, pero son mis apuestas definitivas.

Todo el resto de categorías la escribiré en modo lista, y comentaré algo al final:

Mejor Película de Animación: Up (sin ninguna duda)

Mejor Película de Habla no Inglesa: La cinta blanca (cuidado con Un Prophète, pero creo que la cinta de Haneke es la mejor de las cinco nominadas)

Mejor Banda Sonora: Up, de Michael Giacchino (me pareció bellísima)

Mejor Canción Original: una de las dos de Tiana y el Sapo

Mejor Fotografía: La cinta blanca (al haber ganado el premio de la asociación de directores de fotografía estadounidense, puede ganar y debe ganar)

Mejor Vestuario: The Young Victoria

Mejor Dirección Artística: Avatar

Mejor Maquillaje: The Young Victoria

Mejor Sonido y Efectos de Sonido: The Hurt Locker

Mejor Edición: no sé por cual decantarme, esa es la verdad…

Mejores Efectos Especiales: Avatar

Quedan categorías, pero no tengo datos ni conocimiento suficiente para apostar. Le deseo mucha suerte al corto de animación español nominado este año, La Dama y la Muerte, que me parece muy bien hecho y divertido.

Como podéis ver, mis apuestas van muy encaminadas a The Hurt Locker, ya que me ha parecido la película, dentro del círculo de crítica y premios estadounidenses, más sorprendente en cuanto a propuesta, a calidad artística y técnica, y a interés cinematográfico.

Ya veremos en cuántas acierto. ¡Hasta pronto!





Robos, globos y sombras

16 09 2009

Seguramente, haya pocos tríos tan dispares como los que forman las tres películas que me voy a atrever a comentar.

La primera de ellas es, simplemente, una joya de la animación, y del cine seguramente. Me refiero a lo último de la factoría Pixar, Up (Pete Docter y Bob Peterson). Esta historia, entrañable y divertida, vital y humana, te hipnotiza desde el magistral principio, hasta todas las aventuras que viven un peculiar anciano y el boy scout más crack de la década.

up

El guión es un portento y el dominio técnico resulta en una fuerza visual pocas veces vista; y mucho menos en la animación. La música, aunque simple, es bellísima y te acompaña en este viaje de manera muy efectiva. Es absolutamente recomendable, seas quien seas, te guste lo que te guste. Hay que ser muy poco humano para no disfrutar de Up.

El siguiente film del que os hablaré es lo último del director Michael Mann: Public Enemies. Un montaje de una calidad técnica y un absoluto sello personal convierten lo que podría haber sido un clásico biopic sobre un ladrón de bancos; en una película vibrante, inteligente y deslumbrante.

publ

El guión dibuja de manera muy acertada a cada uno de los protagonistas, entre los que destacan un agraciado (como siempre) Johnny Depp, un efectivo Christian Bale y una más que correcta Marion Cotillard. Las escenas de los robos y las persecuciones son electrizantes, y la cámara nunca se olvida del ser humano que hay detrás de casa rostro, de cada situación. Todo un logro del cine comercial estadounidense.

Por último, quería hablar de una película que he adquirido últimamente; considerada, según muchas fuentes cinematográficas consultadas, la primera obra del cine independiente estadounidense. Se trata de Shadows, del director John Cassavetes.

shadows

La improvisación es el intrumento de trabajo para la realización de esta rareza, llena de libertad, de estilo underground, de gamberrismo y frescura; todo ello, en los años 50-60, de cara al establishment “made in Hollywood” tan poderoso entonces.

El trabajo de los actores es genial, porque notas que son principiantes no por su mala calidad, sino por la naturalidad y sinceridad a la hora de contruir sus personajes. El sello Cassavetes se reconoce, aunque falten algunos años para sus grandes películas. Sin duda, una delicia de séptimo arte.

Pues ya veis, las pelis tan dispares que os comento. Y es que el cine es así; tan dispar, pero tan placentero…