Bacterias y salud

3 12 2008

Las bacterias son las máximas pobladoras vivas del planeta, y de hecho fueron las que lo fundaron y permitieron, con su metabolismo, oxigenar la atmósfera y permitir, de esta manera, la posterior existencia del resto de los seres vivos, hace millones de años.

Desde antiguo, las bacterias nos han dificultado la vida a las personas, ya que enfermedades como la peste, la tuberculosis, la fiebre tifoidea y un largo etcétera han supuesto verdaderas epidemias en todo el mundo. Aunque, en la actualidad, la “injusticia del capitalismo” permite que haya países en los que existan aún epidemias de enfermedades que Europa sufrió en la Edad Media, en general se supone que disponemos de la máxima asepsia posible, gracias a los avances de la medicina y, sobre todo, a la higiene (no hay que olvidar que, en la Edad Media, la gente no solía lavarse con mucha frecuencia, y los hospitales tenían pocas normas de higiene).

bacteria-1

Esta asepsia, apoyada enormemente por los antibióticos, nos está perjudicando por otro lado, ya que el contacto con la naturaleza (en especial, con los microorganismos) refuerzan nuestro sistema inmune, creando anticuerpos y demás células de defensa contra un mayor rango de patógenos. No podemos olvidar que, en nuestro cuerpo, hay miles y millones de bacterias; no solamente en la piel, sino por ejemplo en el aparato digestivo (sobre todo, en el instestino grueso).

Es obvio que, “si la mayoría de las bacterias fueran patógenas para nosotros, hace tiempo que estaríamos extinguidos como especie”.

En un video que vi ayer durante un curso sobre Biotecnología, se veía como microbiólogos de todo el mundo estaban alertando contra la excesiva higiene que llevamos a cabo en la vida moderna. De hecho, ya existen medicamentos basados en colonias bacterianas para reforzar nuestra flora microbiana; flora que eliminamos, por ejemplo, al pasteurizar la leche, o con el propio uso de las neveras para conservar los alimentos.

Porque, al fin y al cabo, “la mayor duración de un alimento es el retraso del crecimiento bacteriano en el mismo”.

En el vídeo, salía una pequeña población africana no occidentalizada que se embadurnaba de barro para no contraer enfermedades como la malaria, algo que era tradición desde sus antepasados. Esta práctica, aunque a nosotros, individuos civilizados, nos parezca, hablando mal y pronto, “asquerosa”, es muy saludable, ya que el barro está repleto de bacterias que ayudarán a estas personas a no contraer, no sólo la malaria, sino muchísimas enfermedades y afecciones.

Salía también que, en la India, un grupo de investigadores están usando los excrementos de vaca para producir ungüentos contra determinados síntomas: dolores de cabeza, fiebre… Evidentemente, lo hacen porque en el pasado, muchos pueblos de la India se untaban directamente excremento vacuno para protegerse de infecciones y enfermedades. Y funciona por la misma razón que funciona el barro para los africanos anteriores. Imaginaros la cantidad de bacterias que hay en los excrementos.

Y no solamente podríamos hablar de vacas, cerdos y demás. En China, veíamos en el vídeo como un investigador/empresario había creado un sistema para aprovechar nuestros propios excrementos y crear con ellos el denominado biogas, que funciona como un combustible que, no solamente produce calefacción o permite cocinar, sino que también produce luz. Veíamos como empresas enteras basaban su propia energía interna en los excrementos de sus empleados, gracias a este sistema.

Y la pregunta es: ¿como pueden nuestros excrementos producir energía? Pues, fundamentalmente, por el metabolismo bacteriano. De hecho, este metabolismo favorece el crecimiento masivo de las bacterias, lo cual produce presión en un sistema cualificado y, en consecuencia, energía.

Ya veis como las bacterias no solamente nos ayudan de manera natural, sino que podemos aprovechar su existencia para facilitar nuestra vida moderna; y, por supuesto, “de una forma mucho más sostenible con el medio ambiente”.

Hay muchísimos más usos que, ya en la actualidad, se le dan a las bacterias. Pero podría tirarme horas poniendo ejemplos, así que os lo dejo a vosotros.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: